BINOCULARES O PRISMÁTICOS

20 | 09 | 2021
BINOCULARES O PRISMÁTICOS

LOS BINOCULARES O PRISMÁTICOS

Los Binoculares o Prismáticos son dos telescopios unidos y alineados para que ambos ojos vean la misma imagen ampliada. Lo mejor para aprender a conocer el cielo previo a la adquisición de un Telescopio astronómico, son su complemento. Conviene ir de lo simple a lo complejo aunque los Binoculares son dispositivos nada simples y si muy interesantes y útiles, así como prácticos, portátiles, fáciles de usar y transportar, intuitivos, económicos, livianos.

Hay 2 tipos principales de Binoculares: Porro y Roof.

Los Binoculares tipo PORRO, llamados así en honor al italiano Paolo Ignazio Porro, su creador en 1854, al realizar el primer prototipo de telescopio de lente doble.

Ingeniero, óptico, técnico en topografía y oficial de artillería de la Academia Militar de Torino que mejoró los instrumentos para el levantamiento de planos y tener mayor exactitud en las mediciones geodésicas. El porro se compone de dos prismas idénticos en cada cuerpo del binocular. Como los espejos, cada prisma refleja e invierte la luz fuera de sus lados elevados. Los prismas en su interior permiten una mayor apertura y son móviles con tornillos aunque se pueden des-colimar (desalinear) por un golpe. Son los clásicos Binoculares.

Los Binoculares tipo ROOF, PECHAM, compactos o de Techo, así nombrados por su ángulo de 90º como techo a dos aguas. Son pequeños, ligeros y prácticos pero pueden ser más caros. La posición de los prismas es fija y doblan la extensión de la trayectoria de la luz para concentrarla en

los ojos. Ernst Abbe en 1891, fue quien introdujo los binoculares con sistema de prismas cementados, fabricados en serie denominados Abbe Koenig. Son prismas colocados uno sobre otro, alineando las lentes del objetivo y el centro de los oculares. Lo que se consigue es la posibilidad de disminuir en gran medida el tamaño del prismático y la susceptibilidad para desalinear los prismas, ya que estos están cementados o fijos.

Los Telescopios que usó Galileo son inferiores a un Binocular de 10X50 mm. (10X50 mm??) Son números de especificación. El 10 indica los Aumentos, las veces que amplifica la imagen con respecto a lo que ven sus ojos, Usted ve el objeto 10 veces más grande. El 50 es el Diámetro de Apertura

en milímetros de los lentes. A mayor cantidad de luz que ingrese habrá mayor detalle.

La división del número de Aumentos entre el Diámetro nos da la Luminosidad Relativa o Pupila de Salida, en este caso: 5 (se recomienda arriba de 5 para noche y 2 o 3 para observación diurna). Otros números importantes a considerar son el FOV (Field of View o Campo de Visión), definida en grados, el Eye Relief o Distancia entre los ojos y los oculares, tipos de vidrio (Bak-4 es superior en calidad a Bak-7), aberraciones, recubrimientos, colimación, etc… mismos que estudiaremos en el Blog de Términos o Glosario.

Existen Binoculares con zoom variable, cámara, visión nocturna o estabilizador de imagen.

Unos buenos y lindos Binoculares dirigidos al cielo nos permiten observar la Luna, distintos planetas, cráteres, estrellas, nebulosas, constelaciones; en tierra podemos disfrutar de eventos musicales y deportivos, de las aves, la geografía, detalles a distancias medias, explorar montañas o cetáceos en el océano.

Ojo de lux. Let’s look beyond. Mire al mundo y al cielo de frente y en primer plano.

Blog

EN ESTE BLOG APRENDEREMOS JUNTOS.